person holding notepad and pen flat lay photography

Un nuevo año a penas comienza. Nos trazamos metas, y nuestras resoluciones. Pareciera como si a principio de año recibimos una descarga eléctrica de energía, de positivismo, de esperanza. ¿Pero qué sucede al pasar los días? Está comprobado que el 92% de las pernas no cumplen sus metas de año nuevo. ¿Eres tú parte de ese montón? Bueno, lo más importante es que estés consciente de tu realidad y que tomes acción si quieres cambiarla. 

Si no te gusta algo en tu vida, cámbialo y si no lo puedes cambiar, entonces es momento de cambiar tu actitud. ¿Crees que vale la pena hacer lo mismo sabiendo que nos recibirás los mismos resultados que hemos venido teniendo? A continuación, te presento tres pasos que te ayudarán a acercarte más a tus metas hasta lograrlas. 

  1. Saber lo que realmente quieres.

La verdad es que muchas veces, no alcanzamos nuestras metas, no por las circunstancias, no porque no tenemos la capacidad para lograrlas, sino porque muchas veces no sabemos exactamente lo que queremos. ¿Te trazas metas por estar en competencia con alguien más? Porque quieres estar a la moda, o lo haces porque sabes que si no logras esas metas, tu vida no sería la misma. Si sabes lo que quieres, estarás más cerca de eso que quieres. De lo contrario, te mantendrás saltando de una cosa a la otra. Todos tenemos algo que queremos lograr, te toca a ti descubrir eso que quieres. 

  1. Tener paciencia en el proceso de conseguirlo.

Una vez intentamos lograr algo una vez, tendemos a desesperarnos o decepcionarnos y terminamos tirando la toalla. Con este mundo que va tan de prisa queremos que todo sea procesado de manera microonda. Hay metas que son a corto plazo las cuales toman poco tiempo. Por otro lado, existen otras que requieren de mucho más tiempo. ¿Crees que una meta que requiera varios años para cumplirse, puede cumplirse en varias semanas o meses? Si por ejemplo tu meta es bajar 40 libras este año, ¿crees que puedas eliminar esas libras en un par de días o semanas? Debemos ser realistas, trabajar en el proceso y ser paciente que, si haces  parte, poco a poco sin rendirte, podrás lograrlo. 

  1. Buscar los recursos necesarios 

Sabemos que podemos establecernos metas que nosotros podemos lograr sin ayuda de otras personas. Aunque también debemos reconocer cuándo necesitamos la ayuda de alguien más. Debemos reconocer que no somos «todologos» (que lo sabemos todo). Si tú tienes un negocio y necesitas promover tus servicios, si quieres iniciar una carrera, pero no sabes qué carrera tomar, si tienes problema de comunicación con tu pareja o con tus hijos o incluso si cada año vives el mismo circulo vicioso de trazarte metas y al final no las cumples, ¿no crees que es necesario buscar los recursos o personas expertas en la materia que te ayuden en ese proceso, e incluso que agilicen el proceso? Es cierto que tendrás que invertir tiempo, y a lo mejor dinero, pero el tiempo, la frustración, la decepción, etc. que te ahorrarás no tiene precio. 

Gracias por visitar mi sitio web. Si consideras esta información valiosa, compártela con alguien más y agregarás valor a la vida de esa persona.

Hasta pronto!

Tu Servidora,

María E. Encarnación