woman holding balloons while jumping on train railwaysPhoto by Dev Asangbam on Unsplash

Apenas faltan seis días para el iniciar el nuevo año, 2019. Si no lo hemos hecho, es momento de ponernos a de pensar, reflexionar y saber las cosas que estamos haciendo bien para seguir haciéndolas y mejorarlas aún más, pero también analizar las cosas o el comportamiento que necesitamos corregir para tener una mejor calidad de vida por nosotros y por esas personas que amamos.
El día de hoy quiero que reflexionesmos en las siguientes preguntas. Si tuvieras tan solo un mes de vida, ¿cuáles cosas harías antes de morir y con quién las harías? ¿Cuáles cosas les dirías a las personas que amas? ¿Les pedirías perdón a las personas que has ofendido? ¿O qué les dirías a esas personas que te ofendieron?
A veces vivimos como si fuéramos a vivir eternamente. Valoramos demasiado las cosas que no tienen valor y no apreciamos, ni valoramos a las personas que amamos, ni las cosas que tenemos. La verdad es que la vida es muy corta, más corta de lo que creemos, pero la valoramos tan poco. Nos anidamos en el rencor y en resentimiento, por lo que pudo haber sido y no fué, nos enfocamos en el dolor de una traición, en la tristeza, nos enfocamos en lo que no tenemos o en lo que perdimos. Y se nos pasa el tiempo y no apreciamos lo que tenemos frente a nosotros.
¡Son tantas las personas que en este mismo momento quisieran ser quienes somos o estar como nosotros! ¿Qué personas o cosas tienes en tu vida de las cuales estás agradecido o agradecida? ¿Tienes un techo a donde ir, tienes una cama en donde descasar, tienes alimento que comer cada día? ¿Tienes salud, tienes familia, amigos? Si te enfocas en lo que te falta o en lo que perdiste, vivirás amargado y triste cada día. Pero si te miras a tu alrededor y te sientes bendecido y agradecido por todo lo que tienes, siempre habrá un motivo por el cual agradecer y ser feliz.
Quiero invitarte a que este año, aprendamos a valorar más la vida, que apreciemos más las personas a nuestro alredor y también, a agradecer cada experiencia que vivimos, pues por dolorosas que son, siempre nos enseñan lecciones necesarias para hacernos mejores personas, para hacernos más fuertes. Voy a finalizar con una parte de la cita bíblica en Efesios 5:15-16
Así que tengan cuidado de su manera de vivir. No vivan como necios sino como sabios, aprovechando al máximo cada momento oportuno… Efesios 5:15-16
GRACIAS POR EXISTIR!
María E. Encarnación