silhouette of man and woman under yellow skyLa verdad es que no siempre tenemos el control de todo, incluyendo nuestra relación de pareja. Cuando por alguna razón llega el rompimiento en la relación, es muy doloroso superar esa pérdida emocional. Incluso, podemos llegar a pensar que será imposible superarlo.   

Mientras estamos sufriendo, es muy difícil enfocarnos en algo diferente. Lloramos, cansamos a nuestras amigas con la misma historia, llamamos al ex en privado y colgamos, checamos su Facebook, Instagram, entre muchas cosas más. Nos sentimos muy vulnerables y pensar en él o saber de él empeora más la situación.

A continuación, te presento cinco pasos para superar una separación con tu pareja. Estos pasos no son una porción mágica que te hará olvidar todo y superar esa ruptura de la noche a la mañana, pero si los aplica, podrás ver resultados positivos. Quieres continuar triste, llorando o tirada en la cama pensando en lo que pudo haber sido y no fue? ¿O prefieres, levantarte y tomar acción para superar ese dolor? La decisión es tuya. ¡Aquí vamos!

1. Reconoce que el proceso es doloroso. Sentimos por quien amamos. Cuando tenemos nuestra pareja y por algún motivo se rompe la relación, es normal sufrir, llorar, arrepentirnos por lo que hicimos o dijimos. Todo eso es natural, pues es una pérdida emocional. Es un duelo que debemos vivir. Si nos negamos a esa realidad, sufriremos mucho más y nos puede tomar mucho más tiempo sanar esa herida. Reconoce que es un proceso doloroso, pero no te anides en el llanto, en la tristeza o en los recuerdos. Todo eso aumentará tu sufrimiento. Recuerda que nada dura para siempre y tu dolor en algún momento llegará a ser parte de tu pasado.

2. Enfócate en tu Crecimiento. Es normal que cuando estamos viviendo el doloroso proceso de una ruptura, no tengamos deseos de hacer nada. Pero tenemos que forzarnos y esforzarnos para tomar decisiones que nos ayuden a salir de ese sufrimiento, y al mismo tiempo podamos crecer como seres humanos. “Lo que no crece, muere.» Aprovecha este tiempo para iniciar un nuevo proyecto, quizás renovar tu casa, aprender un nuevo idioma, ser voluntaria en alguna institución, o cualquier cosa que te gustaría hacer. Eso te ayudará a pensar más en cómo te sientes en el momento o a pensar en tu ex-pareja. Y lo mejor de todo es que estarás expandiendo tu conocimiento y al mismo tiempo, agregando valor a tu vida y a los demás.

3. Ponte Bella. En esos días es normal que nos sintamos destrozadas y lo único que queremos es quedarnos en piyama todo el día. Es muy fácil perder el interés en cuidarnos y ponernos más bellas. Recuerda, da tu mejor sonrisa cuando peor te sientas. Arréglate el pelo, ponte la ropa que más te guste, maquíllate, ponte tu mejor perfume. Sí, sí, yo sé que cuesta, pero debes hacer tu mayor esfuerzo para sentirte mejor. Si te quedas tirada en el sofá o en la cama, en piyama todo el día, te sentirás peor. Puedes pensar que es culpa de tu ex sentir como te sientes, pero el caso aquí no es buscar culpables. Al final de cuentas es una decisión tuya sentirte mejor. Enfócate en buscar soluciones. Decide ponerte más bella. ¡Hazlo por ti y para ti!

4. Una vez te desahogues con alguien, evita platicar del asunto. En los primeros días, el tema de la separación, pasa a ser el “pan de cada día.» Hablamos con nuestra mejor amiga, o amigo, con nuestra madre, hermana, con nuestra mascota, con la vecina, e incluso con la misma ex suegra de. Hablar del mismo tema una y otra vez, te hará revivir la herida. En ocasiones también sucede, que tus amigas o tu familia vienen a contarte que vieron tu ex en la tienda, en el parque o para el colmo, que lo vieron andando con otra. Eso es como agregar alcohol gota a gota a la herida recién hecha. Una vez te desahogues con alguien, evita hablar del tema y, aunque te resulte difícil, prohíbe a los demás que te hablen de tu ex. Si te enfocas en hablar de él, más se intensifica el dolor.

5. Evita iniciar una nueva relación.  “Un clavo saca a otro clavo.” Sí, es cierto, pero tú no eres un clavo, tu eres una persona que estás adolorida y nosotros damos lo que tenemos dentro. Cuando sufrimos, no daremos más que eso. Es muy fácil buscar a otra persona (que puede convertirse en una víctima de nuestro coraje) para que nos quite la pena que sentimos por nuestro ex. ¿Crees que esa es la mejor salida? Piensa, analiza antes de iniciar una nueva relación. Esa puede ser una manera muy egoísta de nuestra parte, ya que no estamos pensando en los sentimientos de esa persona, sino nuestro coraje de venganza. A lo mejor para darle celos al ex, o porque no sabemos estar solas, o por cualquier otra razón.

¿Qué tal si te pones en el lugar de esa persona, te gustaría que alguien esté contigo por las mismas razones? Si inicias una nueva relación sin haber superado la anterior, correrás el riesgo que esa relación termine prematuramente y peor aún, que termine en peores términos que la anterior. El mejor momento para iniciar una relación, es cuando ya has superado la separación y cuando te sientas lista para dar lo mejor de ti a esa nueva pareja.

Si estás pasando por una separación, sé lo que se siente. Espero que esta información te haya ayudado. ¡Recuerda, que esto es temporal!

Tu Servidora,

María E. Encarnación

¡Gracias Por Existir!