3 pasos para maximizer la Felicidad fotoivana-cajina-dnL6ZIpht2s-unsplash.jpg
Muchas veces buscamos la felicidad en el mundo exterior, pero la felicidad es algo que viene de adentro hacia fuera. Es una decisión muy personal.
Es cierto que siempre vendrán a nuestras vidas circunstancias desagradables, que intentarán hacernos sentir tristes o que nos provoquen dolor. Esas situaciones son parte de la vida. Si esperamos a que éstas no existan para ser feliz, entonces nunca seremos felices.
La verdad es que no existe una fórmula mágica que nos dé felicidad veinticuatros horas del día (24/7), ni existe un país donde todo sea color de rosas. Tú felicidad depende únicamente de ti, no de tus circunstancias. Tú serás feliz en el momento que determines serlo. Aunque la felicidad es una decisión muy personal, también existen factores que nos pueden ayudar a maximizarla.  Aquí te presento tres de esos factores.
1. Descubrir tu propósito de vida. La vida sin propósito es una muerte prematura. Johann Wolfgang von Goethe.
Si no sabemos hacia dónde vamos, se nos hará imposible llegar hacia un destino específico. Saber para qué fuimos creados, dará más sentido a nuestras vidas. Es como querer estudiar una carrera sin saber lo que haremos cuando la finalicemos. Si no descubrimos nuestra misión en este mundo, estaremos saltando de un trabajo a otro y nunca estaremos felices con lo que hacemos. Debemos descubrir nuestro propósito, de lo contrario nos iremos de esta tierra como si no hubiéramos vivido en ella.
2. Ser agradecido“La gratitud es la clave que convierte los problemas en bendiciones y lo inesperado en regalos.» Pam Grout
Si nos enfocamos en lo que no tenemos estaremos sufriendo constantemente. Cuando te enfocas en lo que te hace falta, entonces llega la preocupación, la depresión, la incertidumbre, la desesperanza, etc. En cambio, si te enfocas en todo lo que tienes, en las cosas que puedes hacer, en tus cualidades, en los valores que puedes agregar a tu familia, o a tu comunidad, entonces te darás cuenta que no necesitas nada más para ser feliz. No podemos ser agradecidos y mal agradecidos al mismo tiempo. ¡Elige agradecer!
3. Contribuir con las demás personas – Dar. “Da lo que tienes para que merezcas recibir lo que te falta.” San Agustín
Mientras más damos, más somos. Puede ser que a veces pensemos que no tenemos suficiente para dar, pero siempre habrá algo que podamos contribuir con los demás. Podemos contribuir con nuestro tiempo, nuestro conocimiento, un saludo, una sonrisa, una buena actitud… Hay que recordar que las cosas más significativas en la vida son aquellas que no requieren de cosas materiales.
El dar es una señal de agradecimiento por quienes somos y lo que tenemos. El hecho de estar vivos es porque Dios decidió darnos la vida y de esta manera enseñarnos con su ejemplo. Como dijo una vez Madre Teresa, “Quien no vive para servir, no sirve para vivir.” ¡El día de hoy, vamos a empezar contribuyendo con los demás!
¡Gracias por tu tiempo y hasta la próxima semana!
Tu Servidora,
María E. Encarnación