Qué Precio Tiene Tu Vida?

person holding fan of U.S. dollars banknotePhoto by Sharon McCutcheon on Unsplash 

Vivimos cada día como si la vida no tuviera un final. A veces vivimos por vivir, sin tener un motivo, una ilusión, un sueño, una esperanza, una razón para vivir.  ¿Qué tanto apreciamos la vida? No la valoramos cuando    cada día  nos presenta  una gran oportunidad para vivir, para reír, para disfrutar cada momento, para agradecer cada experiencia. Mas cuando estamos a punto de perderla es cuando más queremos valorarla.

¿Qué harías tú si solo tuvieras un mes, una semana, un día, un minuto de vida? ¿Qué harías? ¿Qué dirías? ¿A dónde viajarías?

Sabes que la vida es el ahora? La vida es el aire que este momento respiras, es el paisaje que tus ojos observan, es el amor que sientes, es el rencor, la tristeza, el odio que no te deja dormir en paz. La vida es lo que sientes y es lo que no quieres sentir, es lo que dices y lo que cayas, es lo vives y lo que dejas de vivir. ¿Por qué nos complicamos tanto la vida? ¿Por qué sentimos tanto temor para amar? ¿Por qué tanto miedo al fracaso?

Esos miedos que sentimos nos dificultan vivir con mayor plenitud, nos impiden amar con toda intensidad. Esos miedos nos  impiden ser quienes realmente somos, simplemente por temor a que conozcan nuestro verdadero yo y que nos hieran, o que se burlen de nosotros. Esos miedo hace que no aprendamos nuestra mejor lección al equivocarnos. Esos miedo hace que podamos respirar el aire fresco que llega al alma.

¿A partir del día de hoy vivirás cada momento con intensidad, como si fuera el último momento de tu vida? ¿O continuarás enfocándote en lo que no tienes, en lo que pudo ser y no fue? ¿En lo que no tiene solución? ¿Te enfocarás en todo el dolor que sentiste a causa de esas horribles experiencias que tuviste en el pasado, quizás por culpa de otra persona? O por lo contrario, decidirás enfocarte en las bendiciones que tienes a tu alrededor, las cuales no puedes ver por estar tan enfocado en todo lo negativo que has vivido. “La vida es injusta, tantas miserias, tantas injusticias, tantas guerras, tantas    traiciones”. ¿Crees que la vida es injusta por lo que te ha pasado, o por lo que le pasa a los demás?

Pueden existir innumerables barbaridades en tu vida, a tu alrededor, o en todo el mundo, pero si volteas la página de esa historia y empiezas a        observar, a leer, a mirar las grandes oportunidades que se han creado gracias esas malas experiencias, todas las personas que contribuyen a que este mundo sea mejor. De la única manera que cada uno de nosotros podemos hacer éste, nuestro mundo mejor, es empezando con nosotros mismos. Impactemos a nuestro mundo, marquemos las diferencias en los demás, hagamos  algo diferente cada día,  ayudemos a otros sin esperar nada a cambio, amemos sin temor a sufrir, pues vale más la pena amar y llegar a sufrir, que nunca haber amado.

El día de hoy es la mejor y mayor oportunidad de tu vida, ¿qué harás para aprovecharla y vivirla al máximo?

¡Ama sin miedo, Vive sin límites, Sonríe libremente, Da sin esperar nada a cambio!

¡Gracias Por Existir!

Tu Servidora,

María E. Encarnación

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s