No Esperes Hasta el Nuevo Año, Podría Ser Muy Tarde!

Photo by Josh Edgoose on Unsplash

Parece que fue ayer cuando recibimos el año 2018 y ya su final está al doblar la esquina, dando inicio al año 2019. Has tomado tiempo para pensar y preguntarte: ¿Estoy viviendo la vida que deseo? ¿O te has preguntado cuáles metas has podido lograr? El tiempo parece pasar más rápido que nunca y con el correcorre de cada día se nos hace casi imposible enfocarnos en las cosas que más nos importan: nuestra pareja, nuestros hijos, nuestras familias, nuestra salud, área financiera, etc. y la lista se extiende aún más. Y nuestra lista de cosas importantes no es algo que Santa Claus pueda resolver para nosotros; no importa que tan bien nos hemos portado.

El mes de diciembre llegará en un pestañar de ojos y quizás lo que muchos están pensando en lo que queremos comprar, o están planificando la lista de regalos. En la mayoría de los casos esa lista se convierte en una larga lista de preocupaciones, ya que muchos sobregiran sus cuentas haciendo gastos innecesarios y antes de que llegue el pago del mes ya deben todo el dinero. Al mismo tiempo nos sentimos tristes, abrumados o decepcionados porque no pudimos lograr las metas que nos propusimos a principio de año. Poniendo esto una sobre carga al nuevo año que se aproxima. Pareciera que cada año pasa es igual, es el mismo ciclo, trazar metas para el nuevo año, luego abandonarlas y luego la misma decepción por no haber logrado lo que nos propusimos.

¿Por qué esperar hasta diciembre, para vivir con intensidad, para construir y disfrutar esos inolvidables momentos con nuestros seres queridos? ¿Por qué esperar hasta enero para hacer nuestra resolución? No importa qué temporada del año estemos viviendo. Es nuestra decisión darle sentido a cada día que vivimos, está en nosotros agradecer cada persona que amamos, cada cosa que tenemos, cada meta que logramos o no. Pues cada persona, cada experiencia que vivimos y cada cosa que tenemos, tiene un propósito en nuestras vidas, aunque en el momento no lo podamos ver. En momentos muy dolorosos parece que algunas personas, o ciertas experiencias llegan a nuestras vidas para destruirnos. La verdad es que llegan para enseñarnos una lección, para llevar nuestra vida a otro nivel.

Todo dependeré la actitud que tengamos hacia cada situación. El secreto no está en cuáles circunstancias lleguen a nuestras vidas, sino cómo las recibimos. Te invito que no esperes hasta mañana, hasta diciembre o enero. Cualquier transformación que quieras provocar en tu vida, empiézala el día de hoy. Un segundo que desperdiciemos hoy, lo necesitaremos mañana.

Toma la decisión de cambiar tu vida hoy. ¡No te arrepentirás!

¡Gracias por existir!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s