¿Quién Te Dijo Que Tú No Podrías Lograrlo?

woman kissing black leather boxing glovesPhoto by Matheus Ferrero on Unsplash

¿Quién te dijo que tú no podrías lograrlo? ¿A caso ellos conocen el futuro?

Sí, es cierto que es doloroso mirar al pasado y saber que esas personas que son tu familia, aquellos que creías ser tus amigos ya no están contigo hoy. Ellos fueron los primeros en dudar de ti, en creer que tú eras un perdedor. Comentaban que tu sueño era uno más y que en algún momento se te pasaría. Pero nadie más que tú sentías ese fuego que ardía constantemente en tu corazón al cerrar tus ojos y vivir tus sueños. Sueños que muchos creían imposible y que ahora cierra tus ojos para dar gracias a Dios porque ya los estás viviendo.

¿Quién dijo que vivir esa sencillo? ¿A caso escuchaste alguna vez que lograr tus metas era fácil? Si así fuera, todo el mundo lo haría. Ahora miro atrás y agradezco por cada tropiezo, cada caída, cada derrota, cada crítica. Agradezco cada noche sin dormir, cada desprecio. Doy gracias por cada “no” que recibí porque ahora sé que esos “no” se apartaron de mi camino para darle paso al “Sí”. Y hoy más que nunca estoy segura de que mi triunfo se debe a cada una de esas derrotas, a todas las críticas que ignoré, pero sobre todo se debe a esos pocos que creyeron en mí. A esos que alimentaban mis sueños con sus palabras.

Fue difícil iniciar, pero mucho más difícil fue mantenerme. En el camino varias veces pensé rendirme, pero siempre llegaba a la conclusión que la peor derrota es darse por vencido. Pero no darse por vencido por temor a los comentarios, o por vergüenza a fracasar, sino rendirme ante mí misma, ante Dios. Sabiendo que, si me rendía, estaba traicionando al diseñador y creador de mi propio destino, de mi propia historia. No tendría sentido vivir una vida por vivir, sin un propósito, sin una fuerza más grande que mi misma que me guiara y me diera la energía que necesite para llegar al final.

Todo aquel que siembra, siempre anida la esperanza de algún momento recoger su cosecha, ¿verdad? Pero siempre ten presente que serán muchos más los que no siembran y que esperarán intranquilamente para que tu cosecha no prospere. ¡Cuídate de esos! En ocasiones es muy difícil reconocerlos, pues con comentarios “amistosos” intentarán interrumpir tus sueños, podrán en duda tu verdad y en el momento de tu triunfo te dirán: “Sabias que podías llegar lejos”. Pero en esos días cuando persistentemente te esforzabas para llegar a donde te encuentras nunca te lo dijeron.

Hoy por hoy te aseguro que tu esfuerzo, tu sacrificio, tus lágrimas, el abandono y el rechazo de tantos, valdrá la pena. Quiero decirte que no hay rosas sin espinas, ni victorias sin derrotas. ¿Quién te dijo que sería fácil lograr tus sueños? Para decir verdad, gracias al Dios que no lo es, pues de lo contrario la victoria no sería tan dulce ya que lo que no se suda no se valora. ¿Quién ha valorado algo por el cual no ha pagado su precio? Sabio es aquel que trabaja con dedicación y espera con paciencia su resultado. ¡Cree en ti! Tú puedes lograr eso que con tanta pasión anhelas. ¡No desmalles, Persiste! El momento de triunfo está cada vez más cerca. No Te Rindas!

Gracias por Existir!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s