¿Tienes Personalidad de Águila?

flying eagle          Photo by Sean McGee on Unsplash

En muchas ocasiones nos identificamos con ciertos animales de acuerdo con ciertas características que poseen, que nosotros poseemos o desearíamos poseer. Quiero recalcar las admirables características que posee el águila, tales como fuerte, valiente, decidida, persistente, conoce su capacidad, y por supuesto aprovechas las tormentas para que éstas le sirvan como vehículo para poder casar a sus presas y así alimentarse.

El águila, tiene otra característica única a diferencia de las demás aves, puede renovarse y casi duplicar su tiempo de vida gracias al proceso de renovación que tiene que vivir. Después que el águila pasa a la etapa adulta, llega la etapa más difícil. Al llegar a los 40 años de vida, su vuelo se tornado pesado. Ya que sus plumas se tornan viejas y gruesas, su pico que era puntiagudo es curveado, y ya no es posible alimentarse como antes. Sus uñas que una vez eran largas y filosas se tornan débiles, lo cual le dificulta agarrar su presa. Entonces el águila debe tomar la decisión de morir ya que sus principales armas de sobrevivencias no le funcionan, o decidir pasar por un proceso de renovación doloroso, en el cual podrá nacer de nuevamente y emprender su vuelo más alto.

El proceso consiste en volar hacia una montaña muy alta y refugiarse allí. Golpea su pico contra la superficie hasta que ese se quiebra, dando paso un pico nuevo. Luego con su pico arranca cada una de las garras de sus patas y al final con su pico y sus garras arranca su viejo plumaje. Este proceso de restauración dura aproximadamente 150 días. Después el águila quedará con un pico, unas garras y un plumaje renovado, lista para emprender un nuevo vuelo, para vivir una nueva y larga vida, la cual se extenderá a 30 años más.

Después de un largo proceso de vida, muchas veces nos sucede como a las águilas, nos cansamos, nuestro cuerpo, mente y espíritu quieren rendirse. Debemos saber que siempre habrá otras y mejores opciones que rendirse. Tenemos la opción de renovar nuestras vidas, nuestra relación con nuestra pareja, hijos, familiares y amigos, tenemos la opción de renovar nuestra vida espiritual, personal, profesional. Tenemos dos opciones, morir en el pasado, en la zona de confort, en la rutina, morir por el miedo al cambio, por miedo al dolor durante el proceso, morir por miedo a experimentar un nuevo cambio en nuestras vidas, o podemos pasar por ese proceso doloroso que cambiará nuestras vidas.

Ese proceso nos hará sufrir, llorar, nos hará subir de peso o adelgazar, ese proceso nos puede deprimir, y hasta hacernos pensar o creer que vivir no sirve de nada, ese proceso podría parecer menos doloroso que la misma muerte, pero si decidimos vivirlo y tomar lo mejor de esa experiencia, ese proceso restaurará nuestras vidas. Ya después de haber vivido esa transición, nos daremos cuenta de que fue necesario el dolor, el sufrimiento, el aislamiento, etc. y que valió la pena, porque después de haberlo vivido podemos disfrutar de una nueva vida ya renovada, una vida con mayor sentido, y sobre todo una vida con propósito y gracias a esas experiencias que nos causaron dolor, hoy somos quienes somos y estamos donde estamos.

NO TE RINDAS.

Gracias por Existir!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s