Decide Llegar A La Cima

joshua-earle-252222-unsplash                Photo by Joshua Earle on Unsplash

A ti que piensas que el mundo te ha caído encima, por el insoportable dolor de la traición de quien que amabas tanto, por el desengaño, por el abondo de esa persona que significaba todo para ti. A ti que ya no tiene esperanzas. A ti que has perdido un ser querido y piensas que la vida ya no tiene sentido. A ti que estás desesperado por darle a tu pareja o a tus hijos una vida digna. Recuerda que cuando ya no estés, ellos no te recordarán por los juguetes, la comida, la ropa o los regalos que les compraste. Te recordarán por todo el amor que les brindaste.

Ya basta de tanto sufrimiento, de tanta tristeza! Sintiéndote de esa manera no podrás solucionar nada. Y no es que esté mal sufrir, estar triste. Está bien sentirse así, porque eso nos puede impulsar a producir un cambio radical en nuestras vidas. Lo que no está bien es permanecer en este estado de depresión, de amargura, de sufrimiento. Es cierto que tú eres la única persona que puede saber lo que estás sintiendo, nadie más. Pero también tú eres la única persona responsable de tu felicidad. No es la persona que te ha hecho daño, no es tu trabajo, no es tu pareja, no es la situación que estás viviendo. Tú eres el único que decides qué hacer con tu vida. Si quieres seguir sufriendo y continuar lamentándote porque las cosas no han cambiado. Tú eres el único que puede tomar la decisión y empezar tú mismo a ejecutar esos cambios que quieres en tu vida.

Nadie nos prometió que la vida será fácil. Todos en algún momento de nuestras vidas pasamos por momentos difíciles, aunque unos más que otros. Es decisión de cada persona continuar, o detenerse. Es decisión de cada uno de nosotros aprender de cada experiencia por más dolorosa que sea, o desgastarnos en el sufrimiento por no poder cambiar nuestra realidad. Déjame decirte que si no fuera por las desagradables experiencias que has vivido, no fueras la persona que eres el día de hoy. No importa que tan doloroso, desesperante sea lo que estás viviendo, da gracias a Dios. El día de mañana podrás ver que todo lo que has vivido fue necesario. Recuerda que nada en la vida es permanente, pues la vida se mantiene en constante movimiento. El día de ayer fue diferente al hoy, y el día de hoy será diferente al día de mañana. Pero solo y únicamente dependerá de ti hacer que tu día sea diferente.

Vive la vida a toda plenitud, ama, sonríe, abraza, descansa, camina descalzo, respira, diviértete, ayuda a los demás, contempla las nubes moverse, mira al cielo y recuerda que a pesar de su distancia han habido personas que se han atrevido a alcanzarlo. Por otra parte, que no te avergüence llorar, estar triste, sufrir, no te sientas avergonzado de ser pobre. Recuerda que la riqueza del ser humano no está en la abundancia de su dinero, sino en la riqueza de sus pensamientos. La riqueza está en la manera que enfrentamos la vida, está en aceptar nuestras experiencias por malas que sean, y tomarlas para cambiar nuestro futuro, no para arruinarlo. La verdadera riqueza está en saber que somos seres humanos y nunca podremos llegar solos a la cima. Siempre necesitaremos de alguien que nos ofrezca su mano y al llegar allí, celebrar la victoria juntos .

No te rindas, decide llegar a la cima!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s