No Te Lamentes Por El Ayer, No Te Atormentes Por El Mañana, Víve y Disfruta El Hoy!

IMG_1764-186

Hoy me desperté con más ganas de vivir que nunca, porque hoy es el día que la vida me ha regalado. Por qué pensar en el ayer si ya se ha ido? Sí, ha dejado conmigo una enseñanza que puedo usar el día de hoy, o quizás mañana.

Ayer, dejaste conmigo dolor por las tantas decepciones que tuve con esas personas que amé o que aún amo. Dejaste heridas que aún están frescas en mi alma y todavía duelen, pero sé que mañana sanarán. Quedan algunas heridas que ya ni las siento, aunque las cicatrices permanezca para siempre, esas cicatrices de las que solo recuerdo cuando las veo. Otras heridas en cambio ya no existen. No fueron lo sufrientemente profundas para dejar sus huellas. Esas heridas que el tiempo borró, sin importar el mal sabor que en su momento causaron en mí. Ayer, doy gracias a la vida por darme la gran oportunidad de poder haber vivido entonces. Por prepararme con sus amargas experiencias para poder vivir el hoy. Gracias por esas experiencias que fueron únicas, pues me llenaron de regocijo con cálidas sonrisas y con dulces abrazos de los cuales aún conservo el sabor.

¿Mañana, qué traerás con tu misterio? No lo sé. Puede que me regales ayeres como los que ya viví. O quizás traigas contigo muchos hoys. Hoys que vivo a toda intensidad y que por seguro tendrán reto, los cuales venceré con las lecciones que los ayeres me enseñaron. La verdad no sé que traerás para mi. Lo que sí sé es que cualquier mañana que traigas contigo lo recibiré con una sonrisa a flor de piel, porque tendré la dichas que muchos otros hubieran querido tener y no tuvieron. La dicha de vivir, de sonreír, de llorar; la dicha de ser feliz, pero también de sufrir. La dicha de saber que alguien en algún lugar del mundo piensa en mí, porque un ayer robé una sonrisa de sus labios, porque un día inyecté en su corazón la esperanza de saber que la vida puede dar mucho más, que la vida tiene un sueño. Un sueño que espera únicamente por ese corazón, porque es el único que lo puede hacer realidad. Mañana, quiero darte gracias anticipadamente por lo que me obsequiarás. Por dulce o amargo que sea cada momento tengo la certeza que será para mi deleite.

Hoy, qué tanto te disfruto! Eres lo mejor que me ha pasado. Estás aquí conmigo y te entregas al máximo, sin limitaciones das lo mejor de ti, sin la esperanza alguna que yo te corresponda de igual manera. Pero sé que sólo y únicamente dependerá de mí que tanto te valore, qué tanto yo te agradezca la luz del sol que me brindas hoy, que me regalas sin pedir ningún precio a cambio. Sé que solo dependerá de mí que tanto ame, que tanto ría, que tanto viva. Hoy, quiero pedirte perdón por los muchos ayeres que me regalaste, que en su momento fueron hoys y que los dejé escapar como si fueran un respiro que creí insignificante. Pero quiero agradecerte grandemente porque hoy me has dado la bendecida oportunidad de estar aquí contigo. Por brindarme el cantar de los pájaros, la sonrisa de un alma desconocida, el caluroso abrazo de una amigo. Sé que te llegará el momento de partir, más no quiero pensar en eso. Quiero  deleitarme en tu compañía y saber que no vendrá ningún hoy como tú, pues eres singular. Quiero decirte que sin tu presencia no estuviera aquí en este momento, expresandote lo bendecida que soy por por tu presencia. Gracias!

ME

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s