10 Claves Para Ser Feliz.

 

“La felicidad es una opción. Puedes elegir ser feliz. Va a haber estrés en tu vida, pero es tu opción si dejarás que te afecte o no”. -Valerie Bertinelli.

IMG_1764-186

El propósito de Dios para nuestras vidas es que seamos felices y Él nos ha dado todas las herramientas para serlo, aunque muchas veces queremos que Dios nos sirva la felicidad en bandeja de plata. Parece que muchas veces no queremos ser felices porque buscamos miles de razones para no serlo. Cuando hablamos de una vida feliz, nos imaginamos una vida sin problemas, donde todo está en un perfecto estado, sin sufrimientos o sin ninguna necesidad emocional o física. Pero, cómo sería la vida sin todas estos retos los que les llamamos problemas? Esos retos son los cuales nos hacen luchar por una vida mejor y detrás de cada uno de ellos existen lecciones que podemos aprender. Hasta que no las aprendamos esas lecciones, seguiremos de alguna manera experimentando las mismas experiencias.

  1. Conoce tu propósito en la vida

Por qué  y para qué estoy en éste mundo? Cuál es la razón fundamental por la cual existo? Vivir sin un propósito, es como ir de vacaciones a un lugar maravilloso y no saber qué hacer una vez estamos allí. Si no sabemos el objetivo de nuestras vidas, viviremos una vida sin sentido, sin ilusión, una vida que al final no valdrá la pena vivir si no cumplimos la misión a la cual fuimos destinados en ésta tierra.

Descubre cuál es tu pasión, nunca es tarde para cumplir tu propósito. Pregúntate a ti mismo, si tubiera que hacer algo en la vida que me llene de satisfacción por tan solo hacerlo, que sería? O, si tuviera que tener un trabajo que aunque no recibiera ningún pago, lo haría con todo el amor y la dedicación posible, qué sería?  Y una vez tengas la respuesta, no lo pienses mucho, esfuérzate cada día a día por obtenerlo y desarrollarlo. Sólo tenemos una vida y no durará para siempre. Cuando vivimos nuestro propósito, no solo nosotros somos felices, sino que también transmitimos esa misma felicidad a los demás. Y algo muy importante, en la misión de nuestro proyecto de vida, no solo nosotros estamos incluidos, existen otras personas que necesitan de nosotros para descubrir el suyo. Vive tu propósito y tu vida tendrá mayor sentido.

  1. Decide ser feliz

Ser feliz es una decisión personal, es una actitud de vida que decidimos vivir. Algunas personas dicen: “yo seré feliz cuando me gane la lotería, cuando tenga la casa de mis sueños, cuando no tenga que trabajar, cuando me case y tenga una familia. Ninguna cantidad de dinero, nada material; ni nunca otras personas te podrán hacer feliz. Claro, todo esto puede contribuir a que tengamos una vida más cómoda y alegre. Es posible pueden darte una felicidad esporádica, pero jamás será una feliz real, ni mucho menos duradera.

La felicidad no está en nada exterior, está en ti, en la actitud que tomes hacia la vida. Puede ser que no puedas cambiar las circunstancias, pero sí puedes cambiar la actitud de como las enfrentas. Es posible ser feliz, en el momento que lo decidas tú lo serás. Solo tú tienes el poder de tomar esa decisión. Así es que a partir de hoy decide ser feliz, no esperes por el mañana porque podría ser demasiado tarde.

  1. Contribuye con los demás

Sé dador, contribuye con los demás ese don por el cual fuiste creado. Muchas veces pensamos que si no tenemos dinero no es posible contribuir con los demás. Pero no solamente podemos contribuir económicamente. También es posible contribuir nuestro tiempo, nuestra escucha, nuestra amistad, cualquier cosa, sin importar lo sencillo que parezca. Ayudar a alguien que te necesite, tomar tiempo para escuchar, puede hacerlo con un buen consejo, con una oración, hasta incluso con un buen deseo o un pensamiento.

Busca la manera de contribuir con cualquier cosa que esté a tu alcance! Teniendo presente que cualquier cosa que des o hagas por los demás, debes ser con amor, solo así tendrá sentido. Es mejor no hacer nada si no lo harás con buenos deseos, pero si lo haces, debes saber que lo haces voluntariamente y sin la esperanza de que en algún momento recibirás alguna recompensa por lo que estás haciendo.Está confirmado que somos más felices cuando contribuimos con los demás, que cuando hacemos algo por nosotros mismo.Pregúntate, en qué o con qué puedo contribuir con mi familia, con mis amigos, en mi comunidad, o en este mundo?

  1. Construye una vida de disciplina.

Cuales disciplinas en tu vida debes adquirir y mantener para tener una mejor vida? Es difícil romper con patrones de conductas que arrastramos de muchos años, sino de toda la vida, estos hacen que nuestra diario vivir se torne en una batalla constante. Muchas veces nos sentimos decepcionados después que iniciamos algo con tanto deseo y que no podemos realizar a causa de la inconstancia o la falta de disciplina. No te desanimes! Cuando esto sucede, vuelve a intentarlo una y otra vez, sin cansancio y verás que poco a poco las cosas se van tornando menos difíciles y la recompensa por la perseverancia llegará a ti tardo o temprano. Para lograr lo que quieres debes persistir hasta el final. Al lograr un propósito o meta, será mucho más fácil alcanzar lo próximo que te propongas. Una vez hayas logrado eso que deseaste, prémiate por ello. Tú te lo mereces!

  1. Vive el presente

El pasado no cuenta, solo como referencia para aprendizaje, pues es una historia y aunque intentemos enormemente retenerlo en nuestras mentes e intentar cambiarlo, jamás podremos hacerlos diferente. Con esto lo único que hacemos es martirizarnos, vivir una vida de amargura. El futuro es incierto y no sabemos cómo se tornarán las cosas que planificamos y nuestra propia vida en sí. Entonces, disfrutar del presente es la decisión más sabia que podríamos tomar, porque en él tenemos la oportunidad de vivir el ahora. Hay un proverbio chino que dice: “Si una cosa tiene solución, ¡para qué preocuparse!, y si no tiene ya solución, ¡para qué preocuparse!” Entonces, sé feliz viviendo el presente.

  1. Sé Agradecido

“Cuenta tus bendiciones, no los problemas que te abate”.  Cuántas cosas maravillosa tenemos en nuestras vidas, que aun estando consciente de todo lo que somos o tenemos, no damos gracias por ellas. Tenemos la vida, salud, un cuerpo, familia, amigos, trabajo y entre éstas, existen muchas más que muchas veces no percibimos. Cuando damos las gracias por lo que somos y por lo que tenemos nos permitimos enfoquemos en el lado positivo de nuestras vidas, lo que nos hace ser más feliz. Incluso, el dar gracias por las malas circunstancias que nos suceden nos hacen ser aún más agradecidos. Recuerda, si en la carencia no eres agradecido, mucho menos en abundancia.

  1. Cultiva la paz interior

Así como tú eres el responsable de tu felicidad, así también eres el responsable de crear la paz dentro de ti. En la vida siempre habrá dificultades, retos, desesperanzas, desengaños que intentarán eliminar nuestra paz interior, pero solo y únicamente nosotros tenemos el compromiso de decidir que estas nos afecten o no. No significa que seamos inmunes a las circunstancias o que seamos insensibles a esos acontecimientos que interrumpen nuestra paz, pero poseemos absoluto poder para tomar el control de nuestra tranquilidad. La paz no llega a uno, nosotros la construimos! Cuando no perdonamos nos hacemos esclavos del resentimiento.

Hace un tiempo escuche a alguien decir que “El perdón es un regalo que uno se da a sí mismo”. Lo que indica que al perdonar, nosotros mismos nos liberamos del dolor que nos impide tener una vida en paz. Debemos perdonar, no importa si la otra persona nos perdona o no, pues ya eso no está en nuestro control, ni es tampoco nuestra responsabilidad. Perdona, recuerda que mientras tengas resentimiento y odio, será imposible que seas ser feliz. Una vez escuché a alguien decir: “El tener resentimiento por alguien es tomar veneno esperando que la otra persona muera”. Libérate perdonando esa persona que en algún momento te hizo daño, pues la única persona más afectada eres tú.

  1. Sé Autentico

Eres un ser único y especial. En este mundo no existe nadie igual a ti. Eres una piedra preciosa y autentica, así es que ámate cómo eres y que no te de vergüenza ser y demostrar tu propio yo. Muchas personas tratan de llevar una vida falsa, imitando ser otros, o pretendiendo ser lo que no son, o teniendo lo que no tienen, lo que conlleva a que tengan una vida vacía porque no se aceptan como son y no viven para sí mismo sino para los demás. Lo más importan es que te aceptes y que tú seas feliz como y tal eres. Por lo contrario, vivirás intentando hacer los demás felices, y terminarás decepcionado y sufriendo.

  1. Lleva una vida activa y saludable

Esto ayudará a que te sientas más alegre y con energía. Esto por supuesto contribuirá a que tengas una vida más saludable y duradera. Dice Anthony Robbins, un gran motivador norteamericano, que “la emoción es creada por la moción o movimiento”, o sea, que si te sientes cansado y te tiras a la cama a descansar, esto no te quitará el cansancio, todo lo contrario, te sentirás mucho más cansado. En cambio si realizas alguna actividad, tu cuerpo producirá más energía y se sentirá mejor. De igual manera, si te sientes triste, y decides parar de pensar en esos pensamientos que te producen una tristeza más profunda y comienzas a hacer cualquier cosa que implique movimiento, llegará el momento que la tristeza se irá y te sentirás mucho mejor. Esto sé que funciona, hazlo y lo comprobarás.

3 thoughts on “10 Claves Para Ser Feliz.”

  1. Un excelente artículo linda. Siempre me siento agradecida con todas aquellas personas que escriben sobre estos temas, que dan herramientas a la gente para mejorar sus vidas. Un abrazo grande 😀

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s