El Poder de la Buena Comunicación

El Poder de la Buena Comunicación

“Para comunicarse de manera efectiva, debemos darnos cuenta que todos somos diferentes en la forma en que percibimos el mundo y usamos este conocimiento como guía para nuestra comunicación con los demás.” Anthony Robbins.

La comunicación efectiva es un camino de doble vía y la manera que nos comunicamos nos llevará a tener éxito en nuestro diario vivir. Del modo que nos comportamos con los demás demuestra en gran parte nuestra personalidad, pero sobre todo la manera que nos comunicamos. La comunicación es una de la caracteristicas más importante del ser humano y además es la base de toda relación tanto interpersonal, personal o profesional.

“La educación empieza en casa” y en este caso la comunicación empieza primeramente en nosotros mismos. Pues de la manera que nos comuniquemos interiormente, de esa misma manera nos comunicaremos con los demás. Siempre expresaremos con nuestras palabras lo que somos o lo tenemos dentro de sí mismo. Si poseemos un buen dialogo interior, también tendremos una buena comunicación con las personas que nos rodean.

A continuación presentaré siete estratégias fundamentales que te garantizarán una excelente comunicación con tu pareja, con tus hijos, compañeros de trabajo, con tu jefe o con quien sea que necesites comunicarte.

1. Estar dispuesto a solucionar el problema: En este paso, una buena actitud juega un papel super importante. Debemos primeramente preparar el terreno mentalmente antes de entrar directamente en la conversación. Lo que pienses o cómo te sientas antes de iniciar una conversación garantizará más de un cincuenta el éxito o el fracaso de ésta. Si vamos dispuestos a comunicarnos con una mente y actitud positiva, existe una gran posibilidad que el resultado de conversación será positivo.

2. Saber escuchar: Escuchar es un elemento fundamental cuando de comunicación se trata. El que no sabe escuchar, no se sabe comunicar, ya que la comunicación es un camino de doble vía. Mientras uno está hablando el otro debe escuchar y vice-versa . Me refiero a escuchar atentamente no a oir, lo que es diferente. Para ser más específica, oir es percivir los sonidos a traves del oido. Escuchar es prestar ateción a lo que se oye. Es poner atención lo que la otra persona dice. Cuando escuchamos atentamente podemos conocer lo necesidad de la otra persona o el objetivo que ésta tiene al comunicarse. Al saber escuchar le damos el tiempo necesario a la persona con quien nos comunicamos para que se exprese, sin interrumpir para intentar defendernos o para dar nuestra opionión.

3. Ponerse en el lugar de la otra persona: Tomar en cuenta que la otra persona al igual que nosotros quiere comunicarse de la mejor manera posible y su mayor objetivo es expresar lo que siente y solucionar un problema. A quién realmente le gusta discutir o tener conflictos? Aunque exitan personas que sí, creo la mayoría de las personas se comunican para manifestar una necesidad y suplirla. Nadie se comunican para crear problemas. No quiero dejar pasar algo que considero muy importante, ambas personas que se comunican son individuos diferente y por lo tanto tienen ideas y opiniones diferentes y en este caso debemos aceptar y respetar la persperctivas de la otra persona sin intentar cambiarlas.

4. Buscar el momenteo y el lugar idóneo para comunicarse: En la mayoría de los casos no tenemos éxito al comunicarnos porque nos comunicamos en el momento inadecuado. Si estamos molestos o enojados, es el peor momento para comunicarse. No importa si la causa de nuestro enojo es diferente a lo que queremos hablar. Lo más recomendable es esperar cuando estemos calmados, de esta manera no diremos cosas de las cuales podemos arrepentirnos después. Al intentar comunicarnos cuando estamos fuera de control, lo único que podría suceder es empeorar la situación porque no estamos un estado razonamiento normal. Si esto sucede, lo más sano sería decirle a la persona que estás alterada, que abandonarás el lugar y que esperarás que te calmes. Si no lo haces ambos terminarían hieriendose verbalmente.

Qué es lo que más decimos cuando estamos molestos? Lo primero que tenemos en mente y aunque conscientemente no lo queremos, decimos cosas o frases que más moleste a la otra persona. Para una mejor comunicación, es preferible estar consciente de lo que decimos. Por otro lado, también es muy importarte el lugar donde nos comunicamos. Siempre es recomendable buscar un lugar donde ambas personas se sientan comodas, preferiblemente donde estén solos, de esta manera podrán espresarse libremente. Una tercera persona estaría sobrando en esa conversacion, a menos que esa persona sea parte del asunto que se vaya a discutir.

 5. Cuidar los gestos que usamos al comunicarnos: “Un simple gesto puede decir más de mil palabras”. Cuántas veces no nos sentimos heridos por tan solo un gesto que haya hecho la persona con la que nos hemos comunicados? Así como existe la comunicación verbal también existe la comunicación corporar, la cual muchas veces expresa mucho más de lo que queremos decir con palabras. Es preferible estar consciente de nuestro lenguaje corporal, los gestos o movimientos de nuestros cuerpos cuando nos comunicamos, porque de lo contrario, nuestro cuerpo nos podría delatar y causarnos problemas. Ejemplos de algunos gestos son: señir la frente, torcer la boca, voltear los ojos, señalar con el dedo indice (el dedo acusador), entre otros. Nuestro cuerpo debe estar en armonía con lo que decimos.

6. No suponer o asumir que lo que pensamos es lo que realmente está pasando: Lo que creemos no siempre será lo que pasa en realidad. En muchas ocasiones pensamos y creemos que es que realmente está pasando y al final llegamos a la conclusión que no es lo que sucede el la realidad. Siempre es bueno escuchar la versión de la segunda persona sin asumir que lo pensamos es la verdad. Como dice una frase, “Siempre es bueno escuchar las dos campana”,  y si nos hemos equivocado debemos ser lo suficientemente humildes, reconocerlo y disculparse. Cuanta más claridad exista más posibilidad habrá en comunicarnos mejor.

7. Resolver una situación a la vez: Todo en la vida tiene un orden “El que mucho abarca poco aprieta” y mientras más asuntos queramos resolver al mismo tiempo más difícil será nuestra comunicación. En éste caso debemos dar prioridad al asunto que más lo requiera. Qué sería lo más importante primero. Luego al siguiente en la lista y así sucesivamente hasta que hayamos resuelto cada situación, pero debe ser una a la vez. Si el asunto más de mayor prioridad se resuelve, será mucho más fácil resolver los demás.

María Encarnación

Vive Tus Sueños Hoy!

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s